Buscar
  • Humaniza Josefina

Nuestras herramientas emocionales, nuestras aliadas frente a los daños del coronavirus

Supimos de cuarentenas, de aislamientos, de estar meses en un hospital fuera de nuestro hogar y nuestro país, separados de una hija por salvar la vida de la otra. El tratamiento oncológico de Josefina, a sus tan solo 10 añitos, nos hizo conocer todas las sensaciones que hoy experimenta el mundo. 


Dos cosas nos dieron salud mental durante ese camino que duró un año y medio, así como la resiliencia para levantarnos luego de su partida: el amor y las herramientas de inteligencia emocional aprendidas del profesor, psicólogo y periodista en The New York Times Daniel Goleman, fundador de la teoría de la Inteligencia Emocional.


Hoy, la sociedad, el mundo entero, está viviendo un dolor similar a ese que experimentamos: encierro, desesperanza, soledad, y pérdida de seres queridos. A este ritmo, nadie se salvará de ello. Ante este escenario en el que todos seremos actores, queremos cuidar a aquellos que nos cuidaron y que hoy siguen en las trincheras, más al firme que nunca. Aquellos que deben hallar la forma de emocionar e ilusionar a diario tanto a sus equipos, como a sus pacientes. Así, la inteligencia emocional (IE) será la gran aliada frente a este enemigo que no entiende ni de fronteras, ni de clases sociales, ni de profesiones, ni de partidos políticos. 


El concepto de IE ha llegado a prácticamente todos los rincones de nuestro planeta: en forma de tiras cómicas, de programas educativos y empresariales, o programas de aprendizaje social y emocional impartidos por la UNESCO. Ha llegado a definirse por la Harvard Business Review como


“un concepto revolucionario, una noción arrolladora, una de las ideas más influyentes de la década”.

Hoy más que nunca, vemos en esta herramienta la gran aliada a todos aquellos que están dejando su salud física y mental en el campo de batalla. Por ello, les queremos acercar - de la forma más amena y sencilla posible - sus principales líneas, de modo que, en un breve descanso y conscientes de que no son momentos para lecturas profundas, puedan nutrirse de algo que les sea de utilidad y apoyo en los momentos de desesperanza. La IE fue definida como la “condición sine qua non del liderazgo” y hoy todos ustedes son los líderes en esta batalla.


¿Cuáles son esas herramientas, esas competencias que les ayudarán a lidiar con el enemigo y con ustedes mismos?


AUTOCONOCIMIENTO

Ingrediente primordial de la IE y el que más les ayudará en momentos de alto estrés. Significa tener una profunda comprensión de las emociones propias, de nuestras fortalezas, debilidades, necesidades y motivaciones propias. Esta competencia nos ayuda a no ser extremadamente críticos ni confiados en exceso; más bien honestos con nosotros mismos y con los demás. Supone sinceridad y capacidad para autoevaluarse de manera realista. Nos ayudará a saber hasta dónde dar, hasta dónde pueden esperar de nosotros, e incluso cuándo debemos parar. Ejercitar esta competencia nos dará confianza en nosotros mismos, pues nos permitirá comprender nuestras limitaciones, no sobre exigirnos y saber cuándo pedir ayuda.


AUTOCONTROL

Los impulsos biológicos dirigen nuestras emociones. No nos podemos librar de ellos, pero podemos hacer bastante por controlarlos. Las personas que dominan sus sentimientos e impulsos son capaces de crear un clima de confianza y de justicia. En ambientes de trabajo donde prima esta actitud, se reducen las rencillas y se eleva la productividad (hoy ésta se traduce en salvar vidas). El autocontrol tiene un efecto cascada; cuanto menos malhumor haya en los líderes, menos habrá en los equipos y a lo largo de toda la organización.


AUTOMOTIVACIÓN

Si hay algo que comparten todos los líderes es la motivación: la pasión por trabajar por razones que van más allá del dinero o el estatus. Es la tendencia a luchar por los objetivos con energía y persistencia. Se sienten impulsados a obtener logros más allá de las expectativas. La palabra clave es lograr. Hoy, lograr se traduce en salvar vidas. Supone la pasión por el trabajo en sí, buscar desafíos creativos todo el tiempo, querer aprender y enorgullecerse del trabajo bien hecho. ¡Hoy todos tenemos la oportunidad de mostrar más que nunca esta competencia!


EMPATÍA

Tener en consideración los sentimientos de los demás y tomar en cuenta sus temores. Ponerse, genuinamente, en el lugar del otro. Hoy, la empatía es un ingrediente del liderazgo particularmente importante por al menos dos razones: la necesidad imperiosa del trabajo en equipo, y la situación límite que está viviendo toda la sociedad.


HABILIDADES SOCIALES

Esta se traduce en la capacidad para encontrar puntos comunes y estrechar lazos con los demás. La habilidad social es la culminación de las otras dimensiones de la IE. Las personas tienden a ser muy eficientes manejando relaciones cuando entienden y controlan sus propios sentimientos y pueden tener empatía con los sentimientos de los demás.


Espero que estas líneas, que traté de hacer lo más breves posible, les resulten de utilidad.

Mucha fuerza, ¡todos juntos lo lograremos!


Dra. Florencia Krall

Creadora y directora de Humaniza Josefina

444 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo